29/6/15

Technology

Hace unos meses me había quedado sin teléfono porque se dañó. Primero, no reaccioné de la mejor manera, pero luego me calmé. Mi vida no depende de un teléfono, pensé. Y fue genial, hice cosas que el teléfono me impedía hacer, bueno, que no hacía a causa de usar tanto mi teléfono.
También opté por hablar con mi familia, y no saben lo sorprendida que quedé. Apenas hablaba con mi hermana ésta no me miraba, la interrumpía una llamada o simplemente me mandaba a callar porque estaba "ocupada" usando su teléfono. Y a la hora de comer todos mantenían la vista abajo. ¿Que clase de monstruos somos? Y tal vez yo también me haya comportado así porque hasta ahora es que he notado la actitud mi últimamente tecnológica familia. Nuestra generación se ha convertido en una generación de robots que dependen de otros robots. Honestamente, esta generación apesta.
Y pensar que todo empezó con una manera moderna de comunicarse. Ahora todo es diferente, vivimos y morimos por nuestros celulares ¿y que ganamos con todo esto? Perder recuerdos, que probablemente hubiesen sido inolvidables. Dejar de ver a personas importantes para ti solo porque se mantienen comunicadas por medio de apps raras. Pienso que la tecnología es fundamental, y se que sin ella no existirían algunas cosas que amo, pero deberíamos saber usarlas con más control. Y aveces, apagar la pantalla y disfrutar de la vida real y bella.
-María.
Reacciones:

10 comentarios:

  1. cuanta razon ahora vas a una cafeteria y ves a un grupo de amigos tomando algo y no hablan simplemente estan con el mobil ¿para que les hablas por el mobil si los tienes en persona? tambien que muchas veces se puede malinterpretar en fin..
    un beso
    Ainhoa
    infinitylife9.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy cierto! Es algo tan ridículo que hasta puede dar risa, "vernos" significa encontrarse y luego pasar horas mirando el telefono. ¡Un beso, Ainhoa!
      Maria.

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo.
    Muchas veces ya no puedo hablar ni con mi familia, debido a que están demasiado ocupados atendiendo el móvil de trabajo, o incluso a veces, el suyo propio.
    No le veo sentido, es decir, siempre tendrás el amor incondicional de tu familia, pero ¿de que sirve tenerlo, si en realidad le prestas más atención a un trozo de metal que seguramente se haya creado en china junto a un millón de modelos iguales?
    Sinceramente, no puedo entenderlo.

    Besos :3
    ·Mireia·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la triste verdad, Mireia. Actualmente hablar con mi mamá es un gran problema para mi. Yo tampoco le veo absoluto sentido, y es irónico, porque estamos empezando a depender de ella, tienes toda la razón. Saludos, Mireia.
      Maria.

      Eliminar
  3. También me he dado cuenta y de hecho soy algo así. De repente me doy cuenta cuando mi hermana menor me está diciendo algo y le digo que se calle porque ando en whatsapp con mi novio... Ahora cuando le dices a un amigo "tenemos que hablar" nos referimos más a conectarnos por alguna app o red social y no a hablar cara a cara tomando un helado, como antes.

    Es triste. Pero tienes razón, a veces es necesario apagar el celular para empezar a disfrutar la vida :)
    Abrazo de oso ♥

    Pd: Por cierto, cada que hagas las actividades de Sketchbook Blogger pon el link de tu entrada en el post donde se anunció la actividad de la semana. Es que ayer Gaby subió la lista de los que hicieron la actividad de la estación y no vi tu nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Karen:3. Acabas de describir perfectamente a mi hermana, es como si disfrutaran vivir en un mundo irreal que, que bueno, no es real. Yo me controlo en esto de la tecnologia, "ME CONTROLO", pero aveces me dejo llevar, en especial cuando odio a la sociedad y quiero que todos mueran, la tecnologia es una clase de droga para mi.

      Y bueno, es triste. Un beso.

      PD: Ayy, gracias por el dato.
      Maria.

      Eliminar
  4. Qué lindo escrito María. Siento que la dependencia tecnológica nos afecta muchísimo, es como un agravio silencioso del que, por lo general nos percatamos demasiado tarde cuando algo que pudimos evitar sucede. Síguenos compartiendo este tipo de escritos :) Un saludo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Handry. Muchas gracias amiga. ¡Es verdad! Tienes toda la razon, dependemos de la tecnologia, para hacer tareas, para comunicarnos, ¡para todo! Y es un gran error. Gracias. Un beso.
      Maria.

      Eliminar
  5. Me gusta tu reflexión. Sí que es verdad que sin querer a veces dependemos demasiado del móvil. Yo desde que tengo encima la aplicación del correo lo miro cada dos por tres y me di cuenta hace poco que lo miraba demasiado e incluso me estoy hartando un poquito. Aunque me alegra no llegar al extremo de alguna gente que he visto que ya es exagerada por ejemplo con el whatsapp (por no hablar ya de los malos rollos o malosentendidos que a veces se producen con estas comunicaciones tipo: no me contesta y lo ha visto, el mensaje parece muy seco y a lo mejor en realidad no lo es, etc...). Bueno, en realidad lo que tenemos que hacer es saber medir. Me alegro mucho de leer una entrada como esta que has escrito.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M.A c:. Muchas gracias. Nos hemos vuelto muy dependientes de estos aparatos y eso es lamentable. A mi me pasa lo mismo con Gmail, lo tengo en mi teléfono y lo reviso cada tres segundos para no perderme de ninguna novedad y lo curioso es que me pierdo de la vida. JA, dímelo a mi, Whatsapp es una aplicacion de comunicacion tan buena y las personas creamos un drama con todo esto, en vez de usarla como una herramienta de gran utilidad solo la usamos para tener conflictos estúpidos. Exacto, debemos saber medir. Muchas gracias :) Un saludo, espero que estés bien.
      Maria.

      Eliminar

♡ ♡ ♡ Eres libre de comentar lo que quieras, todos los comentarios serán leídos y por supuesto respondidos. Evitemos problemas, por lo que respeta la opinión de los demás. Y no olvides que eres hermosa/o. ¡Gracias!♡ ♡ ♡